top of page

Síntomas del Despertar Espiritual




Mucho se habla del despertar espiritual en nuestros tiempos. Es una manera de darle un sentido coherente a aquellos sucesos de nuestra vida que nos hcen cuestionarnos dónde estamos parados y cual es nuestro provenir.

 

El despertar espiritual sin embargo, no es un evento religioso, no es una iluminación paralizante, tampoco es una experiencia extrasensorial lograda a través de sustancias o plantas sagradas (aunque pueden ser parte del camino). O mucho menos un evento único o favorablemente positivo. Esos son algunos mitos que rondan la idea del despertar espiritual.

 

En mi caso personal, puedo decir que mi despertar ha sido paulatino por años, quizás muchos de ellos matizados por eventos dolorosos, difíciles de procesar o complejos en esencia. Por eso hoy quiero platicarte sobre el despertar espiritual y cómo estos síntomas pueden ayudarte a tener un mejor entendimiento de ti mismo.



DEFINIENDO QUÉ ES EL DESPERTAR ESPIRITUAL

Vamos a definirlo como un proceso en el que una persona se vuelve más consciente de su verdadera naturaleza y del universo que la rodea.

 

El despertar es un cambio profundo en la forma de ver la vida y en tratar de comprenderla. Si bien (creo yo) la mayoría de despertares son desencadenados por crisis personales, también puede venir de una práctica espiritual intensiva o una introspección profunda.

 

Es un cambio interno en la percepción de muchos de tus estándares. Es comenzar a cuestionarse viejas creencias, percibir la interconexión de todas las cosas y sentir un sentido más profundo de propósito y de búsqueda de la paz interior.

 




LOS SÍNTOMAS DEL DESPERTAR ESPIRITUAL

He decidido clasificar los síntomas del despertar en 4 elementos, ya que por su naturaleza, podemos dividirlos en síntomas de agua, de aire, de tierra y de fuego. Estos despertares tienen su experiencia en lo cotidiano, por lo cual podemos entender que no serán experiencias extraordinarias sino cuestionamientos que nos hacen replantear la forma en que vivimos.

 

Síntomas de Agua (emocionales)

·       Mayor sensibilidad emocional: Un clásico del despertar es la tedencia a hacerse más sensible y mas consciente de las propias emociones y las de los demás. Esto lleva a una mayor empatía y una conexión emocional con el entorno. Pero además, te sensibilizas más a las energías de los ambientes y espacios; dando paso a la intuición.

·       Sentimientos de paz y alegría: Aunque el despertar espiritual puede ser desafiante, también trae consigo sentimientos muy sinceros de paz, alegría y gratitud. Estos sentimientos surgen de una conexión más profunda con uno mismo y con el universo. O inclusive en medio de la incertidumbre.

·       Cambios en las relaciones que nutren el alma: Las relaciones personales suelen pasar por una transformación o por lo menos, se cuestionen los existentes, pues se busca una mayor autenticidad y conexión. Por ello, no es de sorprenderse que cambien tus círculos sociales y los que antes eran tus amigos dejen de serlo, o en el mejor de los casos, conozcas nuevos.

 

 

Síntomas de Tierra (materiales)

·       Cambios en los hábitos y estilo de vida: A menudo, las personas en proceso de despertar espiritual sienten la necesidad de cambiar o ajustar sus hábitos y estilos de vida. Esto puede incluir adoptar una alimentación más saludable, hacer algún tipo de ejercicio físico, dejar de fumar, etc.

·       Sincronicidades: Suelen comenzar a ser comunes las sincronicidades o coincidencias significativas. Por ejemplo: números, símbolos, plumas, mensajes, frases, etc. Esto sugiere que hay un patrón más grande en juego.

·       Alteraciones en los patrones de sueño: Los patrones de sueño pueden cambiar, incluyendo períodos de insomnio o sueños intensos. A menudo estas experiencias oníricas contienen mensajes o símbolos importantes para el crecimiento personal.

 

 

Síntomas de Aire (mentales)

·       Cambios en la percepción de la realidad: Uno de los primeros síntomas del despertar es un cambio en la forma en que percibimos el mundo. Comenzamos a ver con importancia y significafdo aquellas cosas que antes no tenían relevancia y al revés, lo que era importante comienza a dejar de serlo.

·       Sensación de unidad: Se refiere a la sensación de unidad con todas las cosas, y la conciencia del desplome de las barreras entre el yo y los demás. En especial cuando dejas de victimizarte o de ver enemigos en las personas que te han hecho daño.

·       Epifanías y tomas de conciencia. Estos momentos de claridad son el clásico “me cayó el 20” cuando recuerdas una experiencia y comprendes por qué y para qué sucedió. Esas epifanías suelen proporcionar una nueva perspectiva sobre la vida y las relaciones personales.

 

 

Síntomas de Fuego (energéticos)

·       Deseo de autenticidad: Como un impulso natural y común de este proceso. Las personas empiezan a buscar vivir de acuerdo con sus verdaderos valores y propósitos, dejando atrás las máscaras sociales y los roles impuestos por la sociedad. Esto suele llevar un cuestionamiento de las normas sociales, culturales y familiares.

·       Búsqueda de propósito y significado: Surge una fuerte necesidad de encontrar un propósito y significado más profundo en la vida. Esto representa una búsqueda activa de conocimientos espirituales, filosóficas y trascendentales.

·       Interés en nuevas prácticas espirituales: Se desarrolla un interés en prácticas espirituales como la meditación, el yoga o taichi, grupos de oración o terapias espirituales. Estas prácticas pueden proporcionar una estructura y un contexto para explorar y entender tus experiencias desde este nuevo enfoque.

 

 

Es importante recordar que el despertar espiritual es un viaje único para cada individuo y no hay dos experiencias exactamente iguales. Estos síntomas son solo indicadores generales y pueden variar en intensidad y manifestación.


¿CÓMO MANEJAR EL DESPERTAR ESPIRITUAL?

Ciertamente, el despertar espiritual puede ser una experiencia abrumadora. Aquí hay algunas formas de manejarlo de manera saludable:

·       Apoyarse de la meditación o prácticas de atención plena: La meditación puede ayudarte a calmar la mente y a conectarte con tu ser interior. Esta práctica puede proporcionar claridad y estabilidad durante el proceso de despertar.

·       Busca apoyo y referentes: Conectarte con otras personas que estén pasando por experiencias similares puede ser muy reconfortante. Busca grupos de apoyo, comunidades espirituales o mentores que puedan guiarte.

·       Estudia y aprende: Lee libros, asiste a talleres y participa en discusiones que puedan ayudarte a entender mejor el despertar espiritual.

·       Cuida tu cuerpo: Un cuerpo sano apoya una mente y un espíritu sanos. Asegúrate de comer bien, hacer ejercicio y descansar lo suficiente.

·      Practica la autocompasión: Se refiere a ser amable contigo mismo durante este proceso. El despertar espiritual puede ser emocionalmente intenso, y es importante darte permiso para sentir y experimentar todo lo que pueda surgir.


Anímate a agendar una sanación Sesión Integrativa y sana desde la causa: www.mikearyan.com/sesiones

Comments


bottom of page