Ante los ojos entrenados, siempre está la mano de lo divino.



“Reconócete tus primeros logros, el paso a paso, y también tus primeros errores. No hay nada más valioso para lo divino que puedas experimentar su creación y tú dentro de ella, con todos sus matices.


Apláudete los pequeños logros del día a día. El amor también se hace presente en esos instantes que tú piensas que son cotidianos pero, ante los ojos entrenados, podrás ver que ahí también se encuentra la mano de Dios: en lo habitual, en los pequeños detalles.


Reconócete entonces para que crezcas y te ames más.”

Arcángel Raguel


Mensaje canalizado por Mike Aryan en agosto de 2021.

Agenda tu Sesión Integrativa de Sanación y sana desde la causa: www.mikearyan.com/sesiones