top of page

Sanando la imagen paterna: un viaje de amoroso autocuidado.




El Día del Padre es una fecha que puede despertar una amplia gama de emociones, desde la alegría y el agradecimiento hasta la nostalgia. Y en algunos casos, puede estar cargada de dolor y emociones complejas.

Independientemente de la relación que hayas tenido con tu padre, este día nos ofrece una oportunidad única para reflexionar sobre su figura en tu vida, sanar heridas del pasado y resignificar su papel en tu camino personal.

 

MÁS ALLÁ DE LO APARENTE

En el marco de muchas miradas psicológicas y alternativas, el padre representa mucho más que la figura tangible que conocemos. Es la imagen del proveedor, del guía y del protector.

Por ello, la imagen del papá no se limita al hombre que nos dio la vida biológicamente. Es una construcción que representa la autoridad, el amor, la protección y la guía.

 


EL PROCESO DE SANAR

Sanar tu relación con tu figura paterna no significa necesariamente confrontar directamente a tu padre, especialmente si ya no está presente en tu vida. Se trata más bien de un proceso interno, donde te reconcilias con esa parte de ti misma que alberga recuerdos, expectativas y a veces, rencores hacia él. Te comparto algunos pasos que puedes seguir para iniciar este proceso:

·       Reconocer y aceptar: El primer paso es reconocer qué emociones tienes hacia tu padre, ya sean positivas o negativas. Sin juicio, simplemente acéptalas como parte de tu experiencia.

·       Resignificar el pasado: Puedes trabajar para cambiar la percepción de tus recuerdos. Esto no significa olvidar o justificar acciones, sino comprender las circunstancias y las limitaciones de tu padre desde una perspectiva más compasiva.

·       Perdonar y liberar: El perdón no es para tu padre, es para ti misma. Liberarte de la carga del resentimiento te permitirá vivir de una manera más libre y plena. Perdonar es un propundo acto de amor propio.




¡VUÉLVETE TU PROPIO PADRE!

Puedes paternarte a ti misma. Suena extraño, pero es una toma de responsabilidad amorosa hacia tu persona, misma que facilita la autonomía adulta.

Por lo tanto… ¿qué cualidades paternas quieres cultivar en tu interior? ¿Cómo puedes ser amorosa, protectora y sabia hacia ti misma? La función de paternarte implica cuidarte con ternura y establecer límites saludables.

 


UN DÍA PARA CELEBRAR Y SANAR

Puedes usar este día para agradecer a tus padres por lo que pudieron darte, y también para agradecerte a ti mismx por el trabajo que has hecho para sanar y crecer.


Al reconciliarte con la imagen de papá y aprender a paternarnos, abres la puerta a una vida más equilibrada y plena. Recuerda que la figura del padre, tanto externa como interna, es fundamental en el desarrollo personal y el bienestar.


Anímate a agendar una sanación Sesión Integrativa y sana desde la causa: www.mikearyan.com/sesiones

Comments


bottom of page